Custodia compartida de mascotas

¿Te has preguntado qué ocurre con las mascotas en caso de separación o divorcio? ¿Cómo se decide quién se queda con la custodia del fiel compañero de cuatro patas? En este artículo, abordamos un tema que cobra cada vez más relevancia en nuestra sociedad: la custodia compartida de mascotas. Descubre los aspectos legales que debes tener en cuenta y los consejos prácticos que te ayudarán a enfrentar esta situación de la mejor manera posible, garantizando el bienestar de tu mascota y una convivencia armoniosa entre las partes involucradas. 

Marco legal de la custodia compartida de mascotas

Las mascotas son consideradas como seres vivos dotados de sensibilidad, según el Código Civil, y dado que suelen ser miembros importantes de la familia, en caso de separación o divorcio, la custodia compartida de mascotas puede ser un tema de interés para las partes involucradas.

Legislación aplicable


En España, la custodia compartida de mascotas no se encuentra regulada de manera específica en el Código Civil, aunque sí se establecen criterios para que los Tribunales decidan a quién entregarlo atendiendo a su mayor bienestar. Además, existen
sentencias judiciales que han reforzado este tema, estableciendo criterios para determinar la custodia compartida de mascotas en función del interés superior del animal y el bienestar de las partes involucradas.

Acuerdos extrajudiciales

Una opción para establecer la custodia compartida de mascotas es mediante acuerdos extrajudiciales, como el convenio regulador en caso de separación o divorcio de mutuo acuerdo. En estos documentos, las partes pueden establecer cláusulas específicas que regulen la custodia compartida de las mascotas, incluyendo aspectos como el tiempo de convivencia, las responsabilidades económicas y los cuidados que cada parte debe proporcionar al animal.

Consejos prácticos para la custodia compartida de mascotas


Para garantizar el bienestar de las mascotas y una convivencia armoniosa entre las partes, es importante tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Establecer un calendario de convivencia: Es fundamental definir un calendario que establezca los períodos de tiempo en los que cada parte convivirá con la mascota, teniendo en cuenta las necesidades del animal y las disponibilidades de cada persona.
  • Mantener una comunicación fluida: Para asegurar el bienestar de la mascota, es esencial mantener una comunicación abierta y sincera entre las partes, compartiendo información sobre la salud, comportamiento y necesidades del animal.
  • Definir responsabilidades económicas: Es importante establecer claramente las responsabilidades económicas de cada parte en relación con la manutención, atención médica y cuidados de la mascota, evitando malentendidos y conflictos futuros.
  • Garantizar la estabilidad emocional del animal: Los cambios en la rutina y el entorno pueden generar estrés en las mascotas. Por ello, es crucial minimizar estos cambios y ofrecerles un ambiente estable y seguro en ambos hogares.

La custodia compartida de mascotas es una cuestión cada vez más relevante en nuestra sociedad, ya que los animales de compañía son considerados miembros importantes de la familia.

Es fundamental tener en cuenta el bienestar del animal y mantener una comunicación fluida entre las partes involucradas, así como definir responsabilidades económicas y garantizar la estabilidad emocional de la mascota. Al seguir estos consejos y establecer un marco legal adecuado, se puede lograr una convivencia armoniosa y garantizar el bienestar de las mascotas en situaciones de custodia compartida.

Scroll al inicio